El Senado italiano le dice no a la ley que da la nacionalidad a los hijos de inmigrantes - Expreso Latino

Primera plana

La ley sobre la nacionalidad a los hijos de inmigrantes: Prevé el reconocimiento de la nacionalidad a los nacidos en Italia sin que tengan un legame de sangre italiano.

 

Cancelado en el Senado el voto de este año sobre la ley que da la nacionalidad a los hijos de inmigrantes nacidos en territorio italiano el “IUS SOLI”. 

El proyecto de ley sobre la conseción de la ciudadanía italiana a los hijos de los migrantes no aparece en el calendario del mes de septiembre en el aula. "Queremos aprobar la ley, pero se necesita una mayoría para seguir adelante el Senado en este momento no cuenta con la mayoría”, explica el Presidente de los senadores del PD, Luigi Zanda. 

Celebra la Lega partido político contra los migrantes, protesta Mdp con Roberto Speranza, quien habla de ceder demasiadas ventajasa la derecha. Para las Cinque Stelle es una ley tan importante que debe pasar a través de un referéndum. 

Mientras tanto, la Cámara da el Sí a la ley que establece una forma de crimen a todo tipo de propaganda fascista, la misma consiste en un solo artículo y el texto de la misma pasará directamente al Senado.

Qué prevé la ley sobre la la nacionalidad a los hijos de inmigrantes nacidos en territorio italiano?

El proyecto de ley llegó al Parlamento en 2013, y fue aprobado por la Cámara de los Diputados  en octubre de 2015 después de sufrir numerosos retrasos y recibir miles de enmiendas impuestas por los ultraderechistas de la LN. 

Prevé el reconocimiento de la nacionalidad a los hijos de extranjeros que hayan nacido en Italia, siempre y cuando al menos uno de los padres tenga permiso de residencia en la Unión Europea (UE) desde hace cinco años es decir a largo plazo. 

El debate del "ius soli" generará previsiblemente debate durante los próximo meses y, ante su tramitación en el Senado, el Movimiento Cinco Estrellas (M5S) ya han anunciado que se abstendrán porque solo provocará "derivas propagandísticas de la derecha y la izquierda". 

"Conceder la ciudadanía italiana implica conceder la ciudadanía europea, un tema tan delicado que debe ser precedido por una discusión y un concierto con los Estados de la Unión Europea, para tener reglas uniformes", señalan en un comunicado en el M5S. 

En Italia la nacionalidad actualmente está basada en el "ius sanguinis", según lo cual una persona adquiere dicho estatus de sus padres italianos independientemente del lugar donde haya nacido, aunque sea en el extranjero. 

La nacionalidad para un extranjero nacido en el país se concede cuando este cumple los 18 años, demuestre que ha vivido en el "legalmente e ininterrumpidamente" y siempre y cuando declare su deseo de adquirirlo. 

También puede adquirir la nacionalidad, entre otras formas, mediante matrimonio o por "naturalización", es decir, concedida por el Estado a quien haya residido en Italia desde al menos 10 años si no pertenece a la UE y cuatro años si es europeo.