10 Ideas para ahorrar y mantener la casa caliente durante el invierno - Expreso Latino

Italia

Con estos diez consejos ahorrarás dinero este invierno, sin tener que morir de frío.

 

1. Usa una temperatura adecuada

Una temperatura ideal en casa es de 19 a 21 grados, bajando por la noche en los dormitorios entre 15 y 17 grados. Te recomendamos mantener los radiadores limpios y sin muebles adelante que dificulten la difusión del aire caliente, ten presente que cada grado de más supone un incremento del 7% en el consumo.

2. Purgar los radiadores una vez al año

Los radiadores de agua funcionan calentando el líquido en la caldera, que a su vez calienta el metal; por ende, si el agua puede circular libremente la eficiencia y el ahorro de los aparatos aumenta. 

3. Haz un buen mantenimiento a la caldera

Un buen mantenimiento de la caldera puede suponer un ahorro de hasta un 15% al año, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Ahora bien, todo depende del tipo de calefacción que tienes, en Italia y Europa en general son:

  • Calefacción individual: tienes una caldera individual en el interior de la casa (baño, cocina o sótano). El control de la calefacción es totalmente de quien reside en ella y por lo tanto los costos también. Si vives en alquiler te recomendamos preguntar al propietario cuándo se realizó la última manutención, considera que por ley debería ser anual o bienal; lee aquí las nuevas reglas nacionales sobre control e inspección de calderas:
  • Calefacción centralizada: el condominio tiene una caldera en el sótano del edificio (o con distribución directa del externo), el agua caliente se distribuye en todos los apartamentos y puedes controlar la intensidad desde tu radiador. El control de la calefacción se calcula de acuerdo al consumo por un dispositivo en cada habitación o general con pago único dividido entre todos los condominios –pocos edificios aún funcionan así-.

Continúa a leer los consejos en nuestra plataforma gemela Migreat: Comunidad Latina en Milán aquí: 10 consejos para ahorrar y mantener la casa caliente